Yo Psicólogo

Blog sobre Psicología General y Psicología del Trabajo y las Organizaciones

El error de trabajar por dinero

Muchos habrán leído el titular, y habrán pensado que me he vuelto loco y soy algún tipo de defensor de Marx y Engels. Pero no, yo no digo que un trabajador no deba cobrar, digo que su motivación no debería ser la de símplemente obtener dinero.

La fiebre capitalista nos ha cegado, y nos han "vendido" una y otra vez que lo importante en la vida es tener un montón de ceros engrosando tu cuenta bancaria a final de mes. Dinero que a su vez hay que invertir en comprar bienes y servicios para ostentar nuestra posición social adinerada.

Este enfoque, esta motivación, totalmente vacía, es a lo que nos ha llevado a las llamadas generaciones "ninis" españolas. Y el por qué es muy sencillo, escuchas durante toda tu vida adolescente que si estudias y tienes una carrera, obtendrás un buen sueldo. Con esa promesa, muchas personas se ven avocadas a cursar una carrera que no entienden ni les motiva, a llegar a una profesión que no les mueve por dentro. Pero lo peor es que al encontrarse de frente con el mercado laboral, y no poder obtener "el sueldo prometido" después de años de espera y de estudio, la frustración golpea con fuerza cuando esas expectativas no se cumplen.

Así nos enfrentamos con un palpable nihilismo entre nuestros jóvenes, carentes de valores, a los que no les han enseñado a amar una profesión, sino el valor del dinero y las apariencias.

Porque queridos lectores, el mercado laboral está como está. Pero, las estadísticas se centran erróneamente en aquellos que se encuentran en el paro, en aquellos que no están saliendo adelante, cuando lo realmente interesante es saber qué está pasando con esos que sí que tienen un trabajo, que son felices con lo que hacen.

Esas personas motivadas por lo que hacen y no por lo que ganan, son las que tienen trabajo, son las que tarde o temprano conseguirán un sueldo justo que corresponda con el valor de lo que hacen, son las que son pacientes y se sacrifican por poder hacer lo que les apasiona.

Mi padre siempre decía, que lo importante no es tu profesión, sino "hacerlo bien", que te guste lo que haces, y hacerlo mejor que nadie. Si esa es tu manera de pensar, siempre "triunfarás". ¡Gracias!

¡Volvamos a rescatar el concepto de los oficios!


Os dejo un buen artículo de El País "La apatía de un Nini"

http://politica.elpais.com/politica/2014/10/22/actualidad/1413974500_362946.html

C5xDcU190aPyjjXGAbJVfGfFj2WTuxU7ULKwduhBlXdVStyMkqEE4V4oU8IPgMqCgPbb-JX70RPDoD_M8u7pOe7DR2Lt2FY7ufGpQRUh9kjgXizzXmA7yZFJDwh72VcfpSAUxeb-4GHIMceFa7hP4QQRwQ=s0-d-e1-ft


blog comments powered by Disqus